Un colador en la cabeza

Cuando el empresario vienés Niko Alm se puso para la foto de su carné de conducir con un colador de pasta en la cabeza, sabía muy bien lo que hacía, a pesar de la batalla legal que inició con su acto de protesta.

Alm se interesó por el derecho que en Austria permite a católicos o musulmanes aparecer con sus atuendos en las fotografías oficiales. El empresario alegó que el uso del tocado es un requerimiento de su religión, la del Monstruo de Espagueti Volador.

Más info aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s